Saturday, October 11, 2008

NIGHTHAWK NO MORE....

20:30 Suena el teléfono que hace las veces de despertador, lo apago, enciendo la tele para que el dialogo de “Los Simpson” me ayude a disipar la fiaca…

21:00 Me levanto, voy al baño a lavarme la cara (me baño al llegar del trabajo) me visto, tal vez como algo, lleno de comida del día un par de Tupperwares© y preparo mi mochila con dicha comida, una botella de soda, algo de botana, comiquitos para leer en la chamba, un libro para leer en el Metrobus y una carpetita de CD para escuchar en la noche…veo tele un rato.


21:50/55 Salgo de mi casa, audífonos puestos (con una cinta de 90 minutos, porque me toma 40-45 minutos el trayecto, un lado de ida y uno de regreso), me bajo en Insurgentes, llego a la estación del Metrobus, veo como se repiten los mismos anuncios en la pantalla gigante que esta sobre la glorieta una y otra vez, me recuerdan que puedo mostrar allí mi mensaje de “Amor y Amistad” por tan solo $350.


22:12-22:40 Si tengo la suerte de encontrar un asiento individual, me siento y voy leyendo y escuchando música, o, si no hay asientos, voy de pie, si no esta muy lleno, leo, si no, no. La misma gente entra en las mismas estaciones, y se baja en las mismas. La chava que se parece a una joven y chaparrita Marg Helgenberger que dos o tres veces por semana comparte la unidad conmigo se baja siempre después de Parque Hundido (en donde casi siempre están las mismas prostitutas)…una vez mas creo que seria bueno hablarle, y una vez mas estoy seguro de que no tendríamos nada en común y no se me hace muy amable molestarla cuando la pobre va de vuelta a su casa a descansar...



22:50 Llego a mi destino, me bajo en Teatro Insurgentes, si es temprano, subo al Sanborn’s de Torre Mural, compro, tal vez, algún comic o una revista, bajo, paso por el primer torniquete de la entrada del “edificio inteligente” usando la llave electrónica blanca…entro al elevador, presiono el numero 22. Una vez que llego, entro al baño a lavarme, uso la llave azul con mi foto para entrar a la oficina, como tengo tiempo, voy a la cocina, guardo mi soda en el refri, me preparo una taza de café o agua para un té… lleno una jarra con agua para la noche.


22:55 Entro a la oficina en si, saludo a mi compañero del turno anterior, mientras hacemos la transferencia de turno, me platica si hubo algún proceso nuevo que aplicar o dejar de aplicar o si hubo algún chisme de oficina. Nos burlamos del Supervisor el cual, les juro, sin mentir, que es el personaje de Dwight de “The Office”… física y mentalmente…Se retira a las 23:00.


23:00 Empieza mi turno, reinicio la computadora de operación, busco mi silla de costumbre, acomodo los teléfonos y las bitácoras a mi gusto, enciendo el radio para escuchar la ultima hora de “La mano peluda” o el programa de Mariana H (dependiendo que estación que se oiga mejor). Me tomo mi café y espero a que haya llamadas, preparo mis reportes diarios, en cuanto los termino, me meto a Internet y leo comics o mi libro por el resto de la noche…a las 03:00-04:00 “Cenayuno” (Es muy tarde para llamarle cena y muy temprano para llamarlo desayuno) y comida calentada en el micro ondas de la cocina y me bebo mi soda…a las 07:00 llega mi reemplazo y me voy a casa…


Durante casi 3 años esa fue mi vida…


Un día, al tomar mi juego de llaves electrónicas junto con mi cartera, llaves, etc., note algo en la llave azul, la que tiene impresa una foto mía…

La foto estaba tan gastada de pasarla por el ojo electrónico que ni siquiera se notaba que era yo, se había desvanecido….

Y me di cuenta que lo mismo me estaba pasando a mi, por dentro…me estaba muriendo, dedicando mi vida, mi esfuerzo y gastando mi sanidad mental con un grupo de gente a la que en verdad no le importaba los sacrificios que hacia y el hecho que daba lo mejor de mi, nunca hubo en verdad un aliciente mas que el sueldo, para seguir allí, nunca ( en serio NUNCA) llegaba tarde, en 4 años pedí permiso 2 veces, nunca tuve una falta injustificada…¿y para que?

Nadie tomaba en cuenta mi esfuerzo…pues al demonio…


Tuve el mismo sueldo, jamás hubo ni un intento de aumento y la única oportunidad de crecimiento era ser supervisor, pero en vista de que a los supervisores que ha habido, El jefe los trata como mierda con retraso mental, yo no iba a aceptar este trato por unos pesos más ( hemos pasado por mas supervisores que Spinal Tap por bateristas)

En verdad no me importaba, y nunca me gusto, pero lo soportaba por las horas libres que tenia y que en mi turno no trataba con jefes.

Pero el mismo tedio nocturno no ayudaba, creía yo que con tanto tiempo libre iba a terminar una de mis novelas, escribir los guiones de cine que tengo atorados en el cerebro…pero no, el agorzome mental se convirtió en apatía por simplemente hacer algo para que pasaran las horas mas rápido…

A decir verdad, solo este Blog me ayudaba a mantener la locura a raya.

Bueno, no tanto como “la locura” onda Jack-Nicholson-en-El-Resplandor…pero ustedes me entienden….

Yo soy de la idea de que, aunque mi vocación es la escritura, es muy probable que pase un rato antes de que pueda vivir de eso, así que procuro tener algún empleo que me procure ingresos seguros y así sobrevivir…no vivir.

Así que empecé a flojear y a pasar más tiempo en Internet que trabajando…hasta que decidieron prescindir de mis servicios…

The NightHawk has left the building…

No me importo no tener un plan de apoyo u otra chamba esperando o mucho dinero guardado…lo que necesitaba era salir de allí, pero ya, buscar y encontrar un cambio.

Lo mas probable es que termine haciendo básicamente lo mismo, pero con otra gente, otra forma de pensar, otro ritmo de trabajo…

¿De nuevo caeré en la rutina? Lo mas seguro…pero por lo menos será una rutina nueva, ya tendré tiempo de hartarme de ella…

Y mientras tanto, a escribir y a ver que pasa…

Suerte y saludos…

5 comments:

Santiago said...

Buena suerte Rodman... las rutinas nos pueden llegar a comer el alma poco a poco, que bueno que decidiste romperla!
Y quiero leer las palabras que podrás ahora plasmar sobre papel... :)

Jhon War said...

Chale, me siento asi muchas veces y ahorita anque no es de noche es justo lo que hago

Taker said...

Chale, ya me hiciste pensar en mi rutina diaria... Pero pues si querias salir de ahi fue lo mejor que pudiste hacer.

Saludos!

Diego said...

Felicidades Rod! Yo por más que me esfuerzo, no consigo que me corran. Escribe, lee, rie, brinca, grita...

Gerardo P. Taber said...

Rodman citando a un escoces interpretado por un fanático religioso australiano. ¡¡¡¡Frrrreeeeeedddoooooommmmm¡¡¡¡ concuerdo con Santiago, las rutinas comen el alma. Felicidades, nada más no se me achicopale por el varo, eso solo es pasajero. Acuérdate que muchos comics, cuentitos o TVeos ya se pueden encontrar di a gratis en "Interne".