Wednesday, February 06, 2008

CATARSIS

(Hubiera sido muy predecible poner “Always look on the bright side of life” del Monty Python, así que me decidí por esta, que es una de mis canciones favoritas de John Constantine…digo…de Sting…enjoy)

Bueno, así estuvo la cosa…

El día 13 de Noviembre del año pasado, si mal no recuerdo, cayo en viernes (…válgame), ese día, saliendo del trabajo, después de la junta, me dirigí al cajero automático que se encuentra en el Bancomer que esta cruzando la calle junto en frente de mi oficina.

Después de verificar que me habían depositado (Siempre me depositan a tiempo, pero es costumbre después de trabajar varios años en pseudo-empresas patito en las cuales o no nos depositaban a tiempo o completo o de plano no lo hacían…) saque la mitad de mi sueldo en efectivo y el resto lo deje en mi cuenta.

Cosa poco común, porque siempre saco todo en efectivo, ya que no me gusta andar cargando la tarjeta o inclusive pagar con ella…no se, maña de Rodrigo # 55123741.2

Me dirigí a hacer algunas diligencias, como pagar Cable (a la oficina mas cercana, porque no había llegado el recibo, y son re-sangrones para cobrar, si te tardas un día después de la fecha limite, ya te andan cancelando el servicio…o amaneces con una cabeza cercenada de caballo junto a tu cama, uno de dos…) y hasta fui a comparar los comiquitos de la quincena…

Llegando a mi vecindario, fui a la farmacia de toda la vida en donde compre unas aspirinas, después de estos gastos, vi mi cartera y aun me quedaban $500.

Iba a cruzar la calle cuando pensé “Que demonios…voy por unos tacos de birria con los Güeros de Juanacatlan” y allí voy…

El pensar y hacer esto, junto con el tiempo que me llevo desplazarme a la esquina no debió de tomarme 3 minutos con segundos.

Fue allí cuando me di cuenta.

Había tirado la cartera, posiblemente, mejor dicho, exactamente cuando pague las aspirinas en la farmacia y me la guarde en la bolsa trasera del pantalón.

Creo que esto no me pasaba desde que empecé a usar cartera como a los 12 años.

De inmediato, recorrí hacia atrás mis pasos, dejando al pobre taquero con una orden preparada que no le poda pagar.

En el camino no encontré nada, revise debajo de los coches, bueno, lo mas probable es que este en la farmacia, y si alguien la encontró, a lo mejor la entrego a Don Carlos ( el dueño de la farmacia, que me conoce desde que era un chamaco que en vez de ir por los mandados, se iba a jugar maquinitas a su farmacia, y sus monedas gastadas en “Double Dragon”, “Street Fighter” y “Cabal” han de haber pagado los estudios de sus hijos) o a su chalán, es decir, creo haber reaccionado a tiempo, igual hasta en el suelo la encontraba aun.

Aquí voy a hacer un paréntesis, verán, esto es porque soy un firme creyente e inclusive, testigo de que, a pesar de que el grueso de la población de este mundo, este país, y sobretodo de esta Ciudad de los Palacios, son un montón de ojetes, transas, cretinos, intransigentes, cerrados, holgazanes, vándalos, egoístas, vacuos, necios y valemadristas ( y yo no soy mejor y quien le quede el saco, tenemos en varios colores y modelos) cuando se presenta la oportunidad de hacer lo correcto, lo hacen.

Esta no era una de estas ocasiones, en unos minutos nadie la vio, nadie la tomo y nadie sabia nada…

Por favor, fueron las últimas personas que me vieron con ella al pagar las aspirinas.

Ahora, no estoy acusándolos directamente, había algunas otras personas en la farmacia, además, debido a mi religión (Cristiano-Zen), en verdad no quiero ni deseo ni debo ni me nace desearle o hacerle mal a nadie (pero tampoco me gusta que me agarren de su puerquito, aunque lo parezca), aunque me hayan hecho mal directamente.

Si en pleno uso de tus facultades mentales y haciendo uso de tu sagrado libre albedrío, decidiste hacerle un mal a alguien directa o indirectamente en forma, por demás conciente de las consecuencias que esto podría traer para estas personas o para ti, pues lo siento mucho, pero toda acción tiene una reacción y lo que hace se recibe de vuelta…

Indudablemente, no inmediatamente, pero da por seguro de que así será…en otras palabras, el Karma es una perra maldita.

….

Junto con mi cartera, por supuesto, iban los $500 pesos (bueno $520) mi tarjeta de nomina, mi credencial del IFE, mi tarjeta de Metrobus (a la cual le acababa de meter $50), mi “Vale Electrónico” para el súper (por suerte, vacío…), Boletos del Metro…y una copia de mi lista de faltantes de mi colección de comiquitos. (Por suerte llevaba algo de dinero que no había metido en la cartera)

De inmediato, al llegar a mi casa, le llame a mi Jefa de Proyecto de la chamba y le comente la situación, me dio el numero al cual llamara para reportar mi tarjeta de nomina y de vales y me dijo que no me preocupara, que la siguiente quincena me la pagaban en cheque.

Al reportar mi tarjeta de nomina, me dijeron que podía pedir una reposición en cualquier sucursal con una identificación con foto vigente…mi ÚNICA identificación era mi credencial del IFE (Hey, no he tenido necesidad de salir del país, así que no tengo pasaporte, no tengo coche, así que no tengo licencia… y si, eso no me disculpa de ser un idiota)

Así que decidí en ese momento ir al IFE por una reposición de mi credencial.

Aquí hay 2 puntos a tratar:

Uno: Tenia yo la idea de que el tramite era el mismo día, te sacabas la foto (“¡Pero te peinas, cuñao!) Y te la daban. Pero no es así.

Dos: Hasta hace unos meses, la oficina del IFE de mi zona estaba a media cuadra de mi casa. A veces la ironía es amarga. (Igual que la cerveza, de todos modos me sigue gustando…).

Después de averiguar onde era el asunto (en la Condesa a unas cuadra del metro Chilpancingo) me dirigí allí y como había una gran cola (y no del tipo, Vida Guerra, sino del tipo de mucha gente formada) decidí hacerlo luego, ya que no había dormido y ya era tarde, tenia que trabajar en la noche.

Muy bien, aunque aquí el sentimiento de coraje debido a mi propia estupidez y descuido era muy grande, en el fondo, no me preocupo mucho.

Gran, gran error.

Gran, GRAN, GRAN ERROR….



Por suerte el tramite del IFE fue rápido y no me hicieron esperar mucho, solo pasaron el lector por el código de barras de mi CURP, me sacaron la foto y firme un par de papeles.

Aquí es donde empiezan los verdaderos problemas, porque, según la ficha que me dieron, me entregarían la credencial (wait for it…) el día 20 de Diciembre del 2007.

Oy…

Vey…

Pensé entonces: “No esta mal, me pagan en cheque las siguientes 2 quincenas, y cuado me den la credencial, voy de boleto al banco mas cercano y saco la de nomina, justo a tiempo para usar mi aguinaldo y hacer las bonitas compras navideñas…”

Como dice mi madre: “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.

O en mi caso: “Si quieres que Dios se desvíele de risa, nace siendo Rodrigo A. Juárez y simplemente, vive…)

Y, como no me preocupe y creí que todo iba a salir bien, pues solo le pedí algo de dinero a mi madre para sobrevivir la quincena, total, el día 30 me darán mi vale con la quincena completa, lo cambio (o le pido a alguien que lo haga por mi, porque, Duh, no tenia identificación) y todos felices, Obladi-Oblada, life goes on, bra…


“Ay, no me dieron tu cheque, te lo depositaron normal…pero déjame ver si te pueden dar un anticipo”

Vale pues, me dieron ½ quincena de anticipo en efectivo, podría sobrevivir, mas no hacerme de gustitos o algo así…andale puesn.

Pero la siguiente quincena, me hicieron lo mismo, y aparte tenia que pagar cuentas y eso no era suficiente, tuve que pedir mas dinero prestado a mi hermano y a mi madre.

Después, intente que el banco me diera mi reemplazo con algún otro papel: acta de nacimiento, comprobante de domicilio, el propio CURP…nop, nada, inclusive fui a la sucursal en donde esta mi cuenta, en donde tienen el archivo con la información.

Y, además de que, los tarados de la compañía en donde trabajo, se cambiaron de razón social y no les avisaron, entonces toda la documentación estaba con el nombre anterior, causando conflicto, me salieron con que no me parecía a la foto en la copia fotostática de mí credencial que tenían y que debía de llevar una carta poder de la empresa.

Lo mas seguro es que era el internacionalmente conocido ladrón de guante blanco, el Chingado Fantomas, con un intrincado y maquiavélico plan para volarme $1500 varos de un pobre güey…felicidades, señorita gerente, ha logrado lo que no la hecho la puta INTERPOL en 40 años….

Aunque informe de esto a mi Jefa, decida ya no tratar con esas personas y solo me quedo esperar a que mi credencial estuviera lista…

Un poco impaciente, decidí hablar al IFE, esto seria como en la segunda semana de Diciembre, antes de la quincena, para preguntar que si de casualidad ya podría pasar a recogerla.

Me salieron de que en teoría, ya debería de estar lista, por la fecha en la ficha (verso sin esfuerzo) pero que iban a hacer una investigación y un rastreo y yadda-yadda-yadda y que les llame la próxima semana…

Y yo, aun albergaba la esperanza de que, quien haya encontrado mi cartera, haya pensado: “bueno, le chingo la lana a este pendejo, pero le regreso la credencial de elector, se la mando por correo anónimo o se la deslizo bajo la puerta de su casa (como le paso a un vecino)”

Y si las ranas tuvieran alas, no arrastrarían el culo al caminar…

Para chingarla de acabar…ya venían las fiestas de fin de año, y como ya saben, a mí casi ni me gustan…

Aquí el problema es el siguiente…tengo un empleo, tengo un sueldo seguro, trabajo todos los días…pero no tengo acceso al sueldo de me gano honradamente, y tengo que molestar a la gente pidiendo prestado, cosa que me re contra purga, afectando economías ajenas cuando, en teoría, yo me valgo por mi mismo.

Si estuviera desempleado, bueno, vale, ya ni modo, le echamos ganas a ver que encuentro y mientras que me echen la mano, no hay tos, cuando pueda les pago…

Pero este no era el caso ¿Para que chingados me rompo el puto lomo todas las noches, desvelándome si no puedo usar el fruto de mi esfuerzo para compartir y departir con la gente que amo, y sobre todo, en mi noche favorita del año?

Me sumí en una terrible depresión, siempre estaba enojado, frustrado, no quería hacer nada ni ver a nadie, por semanas era de la chamba al trabajo y los fines de semana vegetando frente a la tele, no queria ni gastar la poca lana que tenia, un paquete de cigarros fue un lujo para mi. Dormía poco y mal, solo me la pasaba pensando en esta estupida situación.

Llamaba cada tercer día al IFE, siempre con lo mismo de que aun no estaba lista mi credencial, inclusive me dijeron que si para el 20 de Diciembre no llegaba al modulo, tendría que esperar hasta el día 3 de Enero del 2008 ya que iban a salir de vacaciones

Me he de haber visto muy mal, ya que una de mis hermanas y mi hermano mayor decidieron prestarme para completar mis regalos de navidad y cooperar para los gastos de la cena. Nunca había estado tan agradecido con alguien, fue un verdadero milagro de Navidad.

Obviamente, mi credencial no estuvo lista para el día 20, ni para el día 3, pero gracias a mis hermanos y a mi tarjeta de vales (la cual estuvo repuesta un mes antes) pude pasar las fiestas y comprar mis regalos, pavo y tocho morocho…eventualmente mi credencial estuvo lista, fui por ella, recupere mi tarjeta de nomina y ya estoy tranquilo.

Moraleja 1:
Nunca, NUNCA carguen su credencial del IFE, o más de una identificación oficial en su bolsa o cartera, cuídenla con su vida porque, como se pueden dar cuenta, se tardan casi UN PUTO MES en reponerla y pueden necesitarla, y procuren tener otras opciones como pasaporte, licencia de manejo, cedula profesional, cartilla miliar o no se, la cartilla del antirrábico, por si las dudas.

Moraleja 2:
Si por casualidad se encuentran una cartera (obviamente, no la mía, ya pa´que), no sean culeros, si trae lana y se quieren quedar con ella, no los puedo detener o si quieren clonar la tarjeta de crédito o volarle sus tarjetas de Pokemon © que trae allí guardadas, go ahead… pero en buena onda, si tiene una identificación o papeles que parezcan importantes, en serio, mandárselos, le ahorrarían una chinga burocrática al incauto (como yo) que la perdió…recuerden que les puede pasar lo mismo, y no se los deseo…

Moraleja 3:
Este si es un problema real con repercusiones a mi salud, a mi economía, y hasta cierto punto a mi propia integridad y tranquilidad, una situación en la que estaba a la merced de la poca capacidad e ineptitud de otras personas y a la falta de honestidad de otras, una situación que no tenia forma de solucionar o arreglar.

Un verdadero conflicto.

Así que, en resumen, y poniendo las cosas en perspectiva, el hecho de que los Patriotas de Nueva Inglaterra no hayan ganado el Súper Tazón no es, ni será el fin del mundo...mejor suerte para la próxima.

Nos Bloggeamos...

(Eso suena, hasta cierto punto, sucio...)

4 comments:

The Usual Stuff said...

Ay, mi hermano, y se te olvidó levantar una constancia de hechos en la delegación para que al rato (que no te lo deseo), no te vayan a hacer suplantación de identidad. Y para que no te sientas tan solito, a mí me cambiaron de afore sin que yo me enterara hasta que me llegó el puto estado de cuenta de los rateros del Banorte. Sacaron mi curp de la red, falsificaron el recibo de luz de casa de mi má y falsificaron mi firma. ¡Y los pendejos de la consar me dicen que el perito grafólogo lo tengo que pagar yo!
Nomás para corroborar las puterías mexicanas.

Blackpaco said...

Sorry, dude.

TOMCODY75 said...

Hey, no es tan grave, nadamas tengo que tener mas cuidado al meter la cartera al bolsillo...

Gracias de cualquier forma...

Blogger said...

I got my first electronic cigarette kit at VaporFi, and I enjoy it a lot.