Friday, February 09, 2007

MI VELA EN EL VIENTO…

…Desde que tengo 15 años he comprado la revista PLAYBOY, a los 20 la comencé a leer.

Desde entonces me he vuelto fanático y coleccionista de dicha revista, primero que nada por el obvio atractivo visual y desfogue hormonal, pero eventualmente, como he ido averiguando, leyendo, conociendo, me fui dando cuenta que esta revista, en definifitva no es pornografía ( creanme, NO QUIEREN SABER mi concepto de pornografía) y, aparte de ser un escaparate y una celebración a la mayor creación de Dios: Las Mujeres y su belleza al natural, también ha sido un símbolo social que traspaso, en sus tiempos, las barreras y los tabúes de la sociedad.

Toda la filosofía de Hugh Hefner de elegancia, estilo y libertad de expresión ha sido una inspiración para mi.

Tan siquiera con saber de las personas que han colaborado o han sido entrevistadas en sus páginas se puede hacer uno una idea de la importancia que ha tenido la revista social y hasta cierto punto, históricamente.

Carl Sagan, Jack Kerouac, Arthur C.Clark, Ian Fleming, Fidel Castro, Martin Luther King, Stephen King, Peter Sellers, Olivia DeBerandis, Alberto Vargas, Malcom X, Henry Miller, Vladimir Nabokov, Federico Fellini, Allen Ginsberg, Truman Capote, Orson Wells, Mel Brooks, Timoty Leary, Tenesse Williams, Hunter S. Thompson, Gruoucho Marx, Salvador Dali, Andy Warhol, Neal Adams, Dave McKean, Kevin Smith, Spike Jones, Matt Groening, Phillip Jose Farmer, Cameron Crowe…

Digo…no cualquier número de “Peludas y Cachondas” ¿Verdad?

Dentro de la plétora de hermosas mujeres que han engalanado esta publicación con sus encantos, podría pasarme cientos de posts describiendo quien y porque son mis favoritas.

Pero si he de limitar a estas protagonistas de mis fantasías juveniles (y no tanto) a un puñado de ellas, sin orden establecido, hay una que sobresale.

Antes de que la anorexia y bulimia estuvieran de moda o que el silicón y el botox completaran lo que la naturaleza no hizo, una belleza sureña, con una mirada picaresca y juguetona, un ondulado cabello rubio (natural) platinado que nos remontaba a la mítica Marylin Monroe (que, cabe mencionar, apareció en el primer numero de la revista) y un increíble cuerpo robusto, natural, real, curvilíneo y voluptuoso, como las mujeres de verdad, conquisto a los lectores que votaron por ella como la Playmate del Año 1993

Yo tenia tan solo 18 años, y en mi mente trasnochada, me enamore perdidamente de ella, claro, enamoramiento imposible, Play mates vinieron y se fueron, Mujeres de verdad pasaron por mi vida, pero ella por siempre estará en mi corazón y en mi mente como una bonita fantasía.

No me interesa comentar su turbulenta vida y las decisiones que haya tomado, desgraciadamente, no es la diosa de mis sueños, sino una persona de verdad con ideas y sentimientos, pero estos a veces nos guían por caminos que hubiéramos deseado no recorrer, y no es asi como quiero recordarla.


Por eso me da mucha tristeza decir lo que sigue:



VICKIE LYNN HOGAN a.k.a ANNA NICOLE SMITH
1967-2007


“…And it seems to me
you lived your life
Like a candle in the wind
Never knowing who to cling toWhen the rain set in…”

Nos leemos...

2 comments:

the usual stuff said...

Lástima que se vea tan mal que una chava compre dicha publicación, porque he sufrido la vergüenzota de que me vean 'rarito' la única vez que la compré (sí. LA COMPRÉ). Desgraciadamente, me tuve que deshacer de ella endilgándosela a un primito, y qué lástima, porque en efecto, es una publicación CULTA.
A que no se la esperaban,¿eh?
Y sí, me da pena porque, siendo heterosexual recalcitrante, me han colgado 'santitas', por decirlo así. Ni modo.

Blackpaco said...

Bonito, viejo.

Mi más sentido pésame.

Francisco.